Carta de Navidad 2011

Me siento a escribir esta carta recordando las Navidades pasadas.

En la noche del 24 de Diciembre de 2004, llegaron algunos nuevos residentes. Entre ellos estaba una mujer muy pobre, llamada Sandra de Cuadra Severo con su hija Carina e hijo Alejandro, todos ellos estaban desnutridos y deshidratados, Alejandro también estaba paralizado de la cintura para abajo.

Sandra con su hijo Alejandro

Sandra nació en una extrema pobreza, una más de las personas inocentes de la vida. A los 15 años fue “obsequiada” a un viejo alcohólico de 55 años, quien creemos vivía en ese momento en Paraguay. Ella padeció horrendos abusos físicos y sexuales de parte de este hombre y de sus amigos.

Eventualmente, luego de 10 años de este terrible calvario, Sandra fue rescatada por su madre y traída de vuelta a Oberá. No sabemos cómo su madre logró ubicarla.

Sandra terminó viviendo con dos de sus hijos, en una espantosa casa-gallinero, parcialmente techada, donde su horrible abuso continuaba por sus vecinos cercanos. Sabemos que ella tuvo un total de cuatro hijos, pero dos fueron vendidos clandestinamente. Abogados inescrupulosos y otros intermediarios, sólo interesados en dinero, estaban involucrados.

Fuimos informados por el Juez sobre Sandra y sus hijos y los trajimos al Hogar Santa Teresa del Niño Jesús, en Noche Buena.

La lucha de Sandra y otra gente a quienes hemos rescatado, me hace sentir incómodo y perturbado. Tales seres humanos están forzados a vivir existencias precarias en un espacio claramente definido y severamente controlado. Están cargados con un pasado traumatizante, un presente inseguro y un futuro precario, que está lleno de incertidumbres. Sandra y sus semejantes viven en lugares peligrosos.

¡Pero nosotros no tendríamos que estar deprimidos de cara a la maldad del mundo! Si Jesús, María y José estuvieron entre nosotros, también no deseados, su establo de Belén podría ser la casa gallinero donde Sandra y sus hijos fueron descubiertos. ¿Los amaríamos? El amor de Dios nos dio la existencia. Nos desea comprender la vital solidaridad en el corazón de su llegada de Navidad. Sinceramente Él desea que extendamos esta solidaridad, tanto como podamos, a su amada humanidad y nos convoca a ser uno con Él con infinita felicidad.

Sandra pasó casi siete años felices en el Hogar Santa Teresa. Durante su estadía con nosotros, ella redescubrió su dignidad y mejoró su salud. Solía estar esperanzada y disfrutar de su tarea semanal de tocar la campanilla durante la consagración de la misa en el Hogar. Uno de los momentos culminantes de su vida fue su presentación del pan para ser consagrado por el Obispo de Oberá, cuando se celebró la misa para la inauguración del tercer hogar, el “Hogar Espíritu Santo”, el último domingo de Pentecostés (12 de Junio 2011).

null

Tan sólo ocho días más tarde, en las tempranas horas del 20 de Junio, falleció repentinamente, pero en paz. Todos estuvimos muy tristes y derramamos muchas lágrimas. Ella tenía tan sólo 32 años. Fue una figura más grande que la vida misma en el Hogar, especialmente cuando nos despertaba a las 5:30 hs. cantando “Flores y flores”. Estaba llena de vida y energía durante el día, a menudo pidiendo atención hasta cerca de media noche.

Sandra había estado esperanzada con mudarse al nuevo Hogar Espíritu Santo. Pero Dios tuvo en mente su propio Hogar para ella, ¡aquel que nosotros nunca podríamos soñar de construir! Ella ya logró la meta que todos buscamos, la eterna unión con la Santísima Trinidad.

 

Otros residentes que Partieron

A partir de Sandra, los siguientes residentes pasaron a la Vida Eterna: Deolinda Gómez y Honorio Martínez (Residentes del Hogar Virgen de Luján) y Ramón Márquez, un residente del Hogar de Santa Teresa.

 

Nuevos residentes

Les damos una cálida bienvenida a Carlos Ramón Braga, Lorena Viviana Ratamazo, Miriam Beatriz Weiss y Arturo Tavares al Hogar Santa Teresa, mientras Ramón Andrade fue incorporado al Hogar Virgen de Luján. Todos son queridos y cuidados.

 

Apertura del Hogar Espíritu Santo

El Hogar Espíritu Santo, para nuestros residentes intelectualmente discapacitados, fue inaugurado este año (2011). Ustedes pueden recordar que en mis cartas anteriores que, hasta ahora, todos los residentes con discapacidades, ya sean intelectuales ó motrices, vivían en el Hogar Santa Teresa. Esto traía ciertos desafíos con los discapacitados físicos en especial. Ahora la calidad de vida está mejorando para todos y podemos ayudar a los moribundos a medida que llegan al fin de sus vidas en la tierra, para que tengan más sosiego y respeto para su dignidad.

Mons. Bitar, bendiciendo el nuevo Hogar

La construcción del Hogar y un pequeño depósito y la instalación de comodidades para cocinar, así como el moblaje y el equipo solar, todo costó $ 1.257.750 (pesos un millón doscientos cincuenta y siete mil setecientos cincuenta). Los fondos fueron recaudados a través de bondadosas donaciones incluso un subsidio del gobierno irlandés anterior. Algunas de las construcciones que aún quedan por llevarse a cabo incluyen la elevación de la torre para el agua, la edificación del muro de seguridad y la instalación de energía solar.

 

Voluntarios

“Los voluntarios no son pagados
no porque su trabajo no tenga valor,
sino porque es invalorable”
(Bendita Madre Teresa de Calcuta)

Gracias a los voluntarios sobresalientes, quienes han iluminado nuestras vidas este año. Andrew McCauley de Irlanda y Canadá y Ronán O’Brien de Irlanda, quienes vinieron a trabajar con nosotros. Así también lo hicieron Mario Ferro de Chile. Mario es abogado recibido y ahora es miembro de la Congregación del Verbo Divino estudiando teología. Vino para adquirir una experiencia pastoral y, como nuestros voluntarios irlandeses, fue excepcionalmente bueno en la ayuda a nuestro personal. Todos ellos llevaron a cabo tareas tales como alimentar a los residentes, ayudando en la cocina, entretenimiento para los residentes, etc.

A principios de octubre, le dimos la bienvenida a una de nuestras recientes voluntarias, Aletta Sievers de Suecia. Aletta, de 20 años, ya ha pasado un año en Suiza cuidando a tres niños de una familia. Como nuestros otros voluntarios, es una persona sobresaliente, siempre voluntariosa para ayudar al personal en lo que se necesite. Les deseamos la felicidad y bendiciones a todos nuestros voluntarios, pasados y presentes, y les agradecemos por ser tamaña bendición en nuestras vidas.

Paddy, Andrew, Mark y Michael

Ronan O’Brien

Aletta Sievers

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Visita del Embajador Irlandés

Embajador Sr. James McIntyre

Encantados de recibir al recientemente designado Embajador en la Argentina, el Sr. James McIntyre, quien nos ha visitado para la inauguración del “Hogar Espíritu Santo”. James también visitó nuestros otros dos Hogares y se encontró con nuestros residentes, asistentes, voluntarios, los visitantes y locales y los que presenciaron la misa. Nos hizo recordar la antigua bendición irlandesa.

“Que tengas cálidas palabras en una tarde fría,
una luna llena en una noche oscura,
y un sendero en bajada que lleve a tu puerta”.
(Bendición Irlandesa)

James nos dijo que nuestro trabajo ha llegado a ser la luna llena para la gente, quienes han sido abandonados y olvidados en la noche oscura de la vida. A través de los incansables esfuerzos de nuestro personal y voluntarios, nuestros residentes escuchan palabras firmes de aliento, reciben una mano amistosa y están en su propio hogar, donde se sienten protegidos y queridos. Nuestros Hogares -nos dijo James- “Son hogares con toda la calidez que la palabra implica”.

No tengo palabras adecuadas para agradecerles a James y a sus predecesores su continuo interés y solidaridad para con nosotros. Ha hecho una enorme diferencia para nosotros, en algunos momentos muy difíciles.

El jueves 3 de noviembre pasado, gracias al Sr. Javier Iraola, su esposa Silvina y la Sra. Alejandra Parera, un grupo de personas se reunieron en la residencia del Embajador en Buenos Aires. El fin de dicha reunión era formar un grupo de amigos solidarios de los Hogares. Ojalá que la semilla plantada crezca para ser un árbol grande y fuerte para proteger a nuestros Hogares.

 

Y como siempre…

Ustedes pensarán que yo deliraba si no terminara esta carta Navideña con mi acostumbrado ruego a vuestra generosidad y respaldo. Nuestros costos están subiendo porque el costo de vida ha aumentado y continúa escalando rápidamente. Los medicamentos se han tornado extremadamente caros, los remedios para un solo residente cuestan $ 2.800 por mes (pesos, dos mil ochocientos), y finalmente los gastos que implican el mantenimiento de nuestros tres Hogares son de $ 195.000 (pesos, ciento noventa y cinco mil) cada mes. La ayuda estatal es de $ 50.000 mensuales (pesos, cincuenta mil) es extremadamente difícil de obtener y es bastante esporádica. Pero aún los restantes $ 145.000 (pesos, ciento cuarenta y cinco mil) mensuales, es aún un reto mayor que antes de la crisis financiera en Irlanda y el Reino Unido y el resto del mundo.

Si es posible para ustedes ayudarnos, pueden enviarnos su donación a los datos bancarios a continuación.

Para DONACIONES

Nuestra cuenta en Pesos
Nombre del Banco: Banco Macro, Sucursal Nº 002. Oberá – Misiones.
Dirección: Avenida Sarmiento 878, Oberá, Misiones – Argentina.
Nombre de la cuenta: Fundación Cheshire Argentina de la Santísima Trinidad.
Cuentas corrientes Especiales Personas Jurídicas en Pesos
Número de cuenta: Nº 4-002-0940056063-7
Clave Bancaria Única (CBU): 2850002-7 4009400560637-8

Para transferencia Internacionales
Banco Macro Sucursal Nº 002. Oberá, Misiones.
Avenida Sarmiento 878, Oberá, Misiones – Argentina
Swift Number. Código SWIFT
3544032487001
BOSUARBA
Banco Macro S.A.
Buenos Aires/Argentina

Ya es hora de concluir. Gracias por ayudarnos. Continuamos orando por Ustedes diariamente. Puedan Ustedes y sus queridos, disfrutar de las abundantes bendiciones Navideñas.

Padre Liam Hayes, SVD


Deja un comentario