Se inauguró el “Hogar Espíritu Santo” que albergará a personas con discapacidad mental

El pasado domingo (12/06/2011) quedó inaugurado el hogar “Espíritu Santo” que está dedicado a la contención de personas con discapacidad mental. Se realizó una misa en acción de gracias, y un pequeño acto en el que participaron autoridades locales, provinciales y también estuvo presente el Embajador de Irlanda.

P. Guillermo Hayes SVD, Fundador y Director de los Hogares

En representación del gobernador, se hizo presente el Ministro de Derechos Humanos Edmundo Soria Vieta, quien se dirigió a los presentes en principio para disculpar la ausencia del Gobernador Closs y luego para agradecer a quienes hicieron posible que esta obra se llevara a cabo. Dijo que “quiero agradecer en nombre de todos los misioneros al embajador de Irlanda y al padre Guillermo este acto de amor, yo tengo que confesarle que me siento muy emocionado y además siento un profundo orgullo personal, y les quiero decir que hoy es un día de un gran regalo para mí, que Dios me haya dado la posibilidad de estar acá, más como persona, sobre todo porque creo que hoy, Pentecostés y el Espíritu Santo hacen posible todo esto. Sin amor y sin fe no estaríamos acá celebrando esta obra”.

La misa estuvo presidida por el Obispo de la Diócesis de Oberá, Mons. Damián Bitar, quien bendijo el Hogar y agradeció profundamente al padre Guillermo por “trabajar tan intensa y desinteresadamente, con tanto amor y esperanza para darle a nuestros hermanos más necesitados el amor y que ellos necesitan” (ver homilía). También a pedido de las autoridades, el sacerdote Guillermo expresó unas palabras y dijo que “la peor enfermedad en el mundo no es la lepra, la tuberculosis o el cáncer, sino el sentimiento de no ser querido, ni amado, ni aceptado, y ser abandonado por todos. Y todos nosotros necesitamos amar a alguien, todos necesitamos algo que hacer, algo que esperar del futuro, algún lugar donde vivir. En este sentido, estamos tratando de cumplir con esta misión aquí, pero el trabajo en Misiones es enorme, todavía hay mucho más por hacer”.

Este es el tercer Hogar que se construye en la ciudad de Oberá, en los 18 años que lleva trabajando el padre Guillermo Hayes, en defensa y cuidado de personas incapacitadas, motriz e intelectualmente, y aquellos que son abandonados o no tienen familia que se haga responsable de cuidarlos.

El Hogar cuenta con una cocina, sala comedor, sala de recreación, habitaciones, galería y un patio extenso, además de los sanitarios necesarios.

Por Gimena Acosta
Fuente: InfOberaWeb, 14/06/2011

_____________________________________________

Emotiva inauguración del Hogar Espíritu Santo

Con una emotiva ceremonia, el domingo se inauguró oficialmente el Hogar Espíritu Santo, institución que permitirá albergar a personas con diferentes grados de discapacidad mental que actualmente residen en el Hogar Santa Teresa de esta localidad.

La obra fue construida con aportes del Gobierno de la República de Irlanda y benefactores locales, y permitirá mejorar sensiblemente la calidad de vida de los internos, tal como reconoció el padre Guillermo Hayes, director del Hogar Santa Teresa y del Hogar de Ancianos Virgen de Luján, de Guaraní.

“Estaban juntos aquellos que sufren problemas mentales con quienes tienen alguna discapacidad física y la calidad de vida no es la ideal, hace falta la separación y para ello el Hogar Espíritu Santo cumplirá una misión fundamental” señaló el padre Hayes.

La inauguración se realizó durante la fiesta de Pentecostés y la ceremonia fue presidida por el obispo de la diócesis de Oberá, Damián Bitar, y el embajador de Irlanda en Argentina, James McIntyre.

El nuevo Hogar que se encuentra en Villa Ruff, tendrá capacidad para doce internos y el personal a cargo alternará tareas en los demás hogares de la fundación.

Al respecto, Hayes lamentó que “la pobreza es enorme y hay muchos discapacitados abandonados. Nos duele porque todavía hay muchos a quienes no podemos ayudar por falta de infraestructura y recursos”. Actualmente, el Hogar Santa Teresa alberga a 35 internos y el Hogar de Ancianos Virgen de Luján residen 25 abuelos.

Fuente: La Radio de Oberá 89.9 (13/06/2011)

_____________________________________________

Homilía en la solemnidad de Pentecostés
Bendición “Casa del Espíritu Santo”

Oberá – 12 de junio de 2011

Saludo cordialmente al Sr. Embajador de Irlanda, al Sr. Ministro de Derechos Humanos de la Provincia, al Sr. Intendente; y demás  autoridades presentes, al padre Juan Rajimon, padre Guillermo, a los demás sacerdotes, diáconos, consagrados y laicos, al personal y voluntarios de los Hogares “Santa Teresita”, y “Ntra. Sra. de Luján” y a todos los hermanos y hermanas reunidos para vivir este momento tan significativo: la inauguración  y bendición de  la “Casa del Espíritu Santo”, en la Solemnidad de Pentecostés, el acontecimiento más importante de nuestra  fe después de la resurrección de Jesús: la venida del Espíritu Santo.

Nuestra gratitud al Señor por esta obra suscitada y realizada por su Divina Providencia a través de tantas personas e instituciones, de Irlanda, de Oberá y de otros lugares de  Argentina, que  compartiendo oración, tiempo, talento y dinero,  han permitiendo concretar esta nueva casa  al servicio de nuestros hermanos  con discapacidades intelectuales crónicas.

En esta Eucaristía queremos alabar al Padre que por amor nos entregó a su Hijo, para que en El   tengamos vida en plenitud. Sin Jesús nuestra vida carece de sentido, sin El la vida no cierra, porque el hombre no sabe plenamente quien es y hacia donde va.

Queremos alabar al Hijo que hecho hombre compartió nuestro  camino, sirviendo, consolando, enseñando a vivir,  hasta la donación de su vida en la cruz y la victoria en la resurrección.

Asimismo, en el exceso de su amor no quiso dejarlos solos… Prometió quedarse con nosotros para siempre; nos aseguró que nos permaneceríamos huérfanos…”Volveré a ustedes”…  “Tendrán una alegría que nadie les podrá quitar”… “El Paráclito, el Espíritu de la Verdad que el Padre les enviará en mi nombre estará con ustedes…”

¡Qué maravilla! ¡Cuanta ternura divina! Para poder cumplir su palabra, Jesús antes de volver al Padre creó nuevos modos de presencia,…Entre otros, los dos más grandes: la Eucaristía, pan de vida eterna, alimento y medicina, y el Espíritu Santo, a fin de  prolongar en cada uno de los hombres, de todos los tiempos y hasta el fin de la historia lo que hizo con los Doce: revelar y enseñar la verdad, animar, levantar, auxiliar, fortalecer, consolar…

¡Más no pudo hacer!…La “peregrinación” de Dios al corazón del hombre, que comenzó en la creación y continuó en la Encarnación, se completó en Pentecostés…Por eso el sacramento del Bautismo, nuestro Pentecostés personal, nos transforma en  “Casa, Templo, Iglesia” en donde habita el Padre, por medio del  Hijo en el ES.

¡PENTECOSTES! (lo reafirmamos una vez más): El acontecimiento más importante de nuestra fe después de la resurrección de Jesús. ¡El Padre, por medio del Hijo, nos dona el Espíritu!, para que no estemos solos, para disolver nuestros miedos,( “la paz con ustedes…”) para darnos su perdón y  poder  perdonar en su nombre, para que seamos Uno en la caridad, para invocar al Padre con la dignidad de hijos, para anticiparnos el cielo, para  que su fuego interior nos impulse a compartir la misión que el Padre encomendó al Hijo…  Pero también, para que nosotros podamos ser “Paráclito”, “auxilio” para los demás, llevando el consuelo con que nosotros mismos somos auxiliados, especialmente a  los más necesitados de verdad, de paz, de respuestas, de sentido, de dignidad, de compasión…Por eso esta casa, obra de caridad, tiene el “sello”, la marca del Paráclito, del Espíritu del consuelo…

¡Ven Espíritu Creador e infunde en nosotros la fuerza y el aliento de Jesús!

¡Ven Espíritu Santo y recuérdanos las palabras buenas que decía Jesús! ¡Ven y enséñanos a escuchar sólo a Jesús!

¡Ven Espíritu del Padre y enséñanos a gritar a Dios “Abba” como lo hacía Jesús!

¡Ven Espíritu de Amor y enséñanos a amarnos unos a otros con el amor con que Jesús amaba!

¡Ven Espíritu Liberador y recuérdanos que para ser libres nos liberó Cristo y no para dejarnos oprimir de nuevo por la esclavitud!

¡Ven y contágianos la libertad de Jesús!  Amén.

 

+ Damián, Obispo
Oberá – Misiones, 12/06/2011


Deja un comentario