Funcionará nuevo Hogar para discapacitados mentales

El padre Hayes y el administrador José Jakobok, junto al nuevo Hogar "Espíritu Santo".

OBERÁ. El próximo domingo 12 se inaugurará el Hogar Espíritu Santo, institución que permitirá albergar a personas con diferentes grados de discapacidad mental que actualmente residen en el Hogar Santa Teresa de esta localidad.

La obra fue construida con aportes del Gobierno de la República de Irlanda y benefactores locales, y permitirá mejorar sensiblemente la calidad de vida de los internos, tal como reconoció el padre Guillermo Hayes, director del Hogar Santa Teresa y del Hogar de Ancianos Virgen de Luján, de Guaraní.

“Hoy están juntos aquellos que sufren problemas mentales con quienes tienen alguna discapacidad física y la calidad de vida no es la ideal, hace falta la separación y para ello el Hogar Espíritu Santo cumplirá una misión fundamental”, señaló Hayes.

En tanto, precisó la inauguración se realizará el 12 de junio durante la fiesta de Pentecostés y la ceremonia será presidida por el obispo de la diócesis de Oberá, Damián Bitar, y el embajador de Irlanda en Argentina, James McIntyre.

El nuevo hogar se encuentra en Villa Ruff, tendrá capacidad para doce internos y el personal a cargo alternará tareas en los demás hogares de la fundación.

Al respecto, Hayes lamentó que “la pobreza es enorme y hay muchos discapacitados abandonados. Nos duele porque todavía hay muchos a quienes no podemos ayudar por falta de infraestructura y recursos”.

Actualmente, el Hogar Santa Teresa alberga a 35 internos y en Hogar de Ancianos Virgen de Luján residen 25 abuelos.

Dificultad financiera

Tiempo atrás los responsables del Hogar Santa Teresa alertaron sobre la posibilidad de cerrar las puertas por falta de recursos, situación que finalmente lograron revertir mediante el aporte financiero del Estado provincial.

Desde marzo del año pasado la institución percibe un subsidio de 50 mil pesos mensuales, aunque el gasto ronda los 110 mil pesos.

Hasta hace un par de años la institución se sostenía sobre todo con el aporte de ciudadanos y entidades de la República de Irlanda, aunque desde entonces la colaboración se resintió sensiblemente debido a la crisis económica que golpea al viejo continente.

Fuente: Diario “El Territorio”, 07/06/2011.


Deja un comentario