Arnaldo Ramón Silva

Arnaldo Ramón Silva, nacido el 11 de Febrero del 2004, con Insuficiencia Cerebral y es sordo-mudo.

Arnaldo ingresa a nuestro Hogar Espíritu Santo el día viernes 29 de Abril 2016, con 12 años de edad.  Él es miembro de una familia muy sufrida de la zona rural de Ruiz de Montoya, Misiones.

Los Asistentes Sociales de la Municipalidad de Ruiz de Montoya nos informan que visitaban a la familia de Arnaldo en forma continua para dar cuenta de su estado y decidieron buscar un hogar para él por no contar con la atención básica necesaria para vivir. Esto se debe a que presentaban una vida desorganizada, sumidos en la pobreza en lo que se ve a simple vista.

Su familia está formada por su papá Sr. Franquilin Silva y su mamá. Sra. Rosana Caceres y tres hermanas.  Cuentan los asistentes que las niñas no concurren a la escuela y cuando preguntan porque, la mamá balbucea respuestas inexactas, confusas, mintiendo en algunos casos. Todas sus respuestas son de esa índole. En la casa se observa un desorden importante, la que se encuentra sucia y abandonada, se puede observar carencia de importancia a la limpieza y a la reparación.

Se les entrevista a los padres sobre el mantenimiento de la familia e informan que hay dos ingresos fijos de dinero (la pensión del padre y la de Arnaldo), que la suma de los mismos no les alcanza nunca para comprar ropa y calzados, pero al conversar privado con la mamá hace gestos señalando que el concubino gasta el dinero y le miente que no cobra.  Se observa también que los niños están en déficit nutricional por su contextura física, están sucios, a las niñas debido a su apariencia exterior se las puede confundir fácilmente con varones.

Hoy Arnaldo vive en el Hogar separado de sus tres hermanitas que viven en la Aldea de Niños de  la ciudad de Oberá ya que ellas no tienen discapacidad.  Muy alegre se lo ve pero hace falta que esté junto con las demás hermanas. El miércoles, 25 de Octubre fue a visitar a sus hermanas acompañado por el encargado del hogar para que esté un rato con ellas como familia y se mostraban felices al encontrarse. 

“En la audiencia ante la defensora les dijo a sus hermanas que posiblemente las puedan adoptar a las tres.  Peros su hermana mayor tomó la palabra  y dijo; “nosotras vamos si nos acompaña nuestro hermano Ramón”.   Alguien de la audiencia decía; “Dios mío ¡Qué hermosura enseñanza!!! – “Son unas geniales.  La posta que no toman los adultos que las tienen a cargo, la toman ellas.  ¡Qué emoción!”  Y ya lo dijo la Madre Teresa de Calcutta: “¡Los mejores profesores: los niños!”


Deja un comentario